Hoy os hablaremos de la postboda. Muchos ya sabréis en qué consiste. Los novios se vuelven a vestir otro día después del día de la boda y hacemos un reportaje fotográfico. Pero la cuestión es ¿Se trata de un capricho o una necesidad? ¿Por qué hacerla?

  • Porque el día de vuestra boda queréis estar el máximo tiempo posible con los invitados. No olvidéis que algo que lleváis en muchos casos preparando un año o más, pasa en cuestión de horas a un ritmo vertiginoso. Aún habiendo tiempo para hacer alguna toma después de la ceremonia no queréis perderos ni un minuto el estar con vuestros familiares y amigos durante el cóctel, momento en el que ya no tenéis los nervios ni la tensión propia de la ceremonia. Es el primer momento que tenéis para saludar y charlar de manera más distendida con vuestra gente.
  • Porque queréis hacer el reportaje en un lugar o en unas condiciones que no son posibles para el día del enlace. Por ejemplo si vuestra boda es en Madrid y queréis hacer unas fotos en París pues obviamente es imposible el mismo día sin dejar plantados a los invitados. O porque vuestra boda es en Marbella y queréis unas fotos en la playa entrando en el agua, no creemos que queráis ir al empapados al cóctel.

Nos apasiona nuestro trabajo y es por ello que os queremos mostrar el making of de una postboda en la nieve que hicimos a 2.000 metros de altura con nuestros compañeros de vídeo de boda, Productora Flash. A pesar del frío extremo e intenso viento nos entregamos al máximo al igual que lo hicieron los novios. Fue muy duro para todos pero como podéis ver nos lo pasamos genial, nos reímos mucho y disfrutamos como niños. El buen ambiente tiene que estar siempre presente en nuestro trabajo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment